Beneficiarios misioneros de créditos UVA comenzaron a recibir propuestas de solución bancaria para las cuotas atrasadas

Dolores Corró, integrante del grupo Hipotecados UVA Autoconvocados en Misiones comentó que los bancos se comunicaron de manera verbal con los afectados y ofrecieron dos posibles soluciones a los adjudicatarios de programas nacionales de viviendas afectadas por la inflación y el aumento de cuotas.

Dolores Corro – FM Express

 

Las soluciones se plantean luego que días atrás, Jorge Ferraresi, ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de Argentina, adelantara que el Gobierno Nacional anunciará próximamente nuevas medidas para los casos de desalojos y endeudados con créditos UVA (Unidades de Valor Adquisitivo).

 

Una de las propuestas de los bancos consiste en frenar los desalojos por seis meses, brindando este plazo a los afectados para regularizar su situación.

 

Por otro lado, ofrecieron a los endeudados la posibilidad de una negociación que implicaría la extensión del crédito por diez años más.  No obstante, hasta el momento no existen acuerdos escritos.

 

En cuanto al número de familias afectadas por esta problemática, hay más de 170 mil en todo el país. En este sentido, Corró mencionó que ya se realizaron 780 mandamientos de desalojos en otras provincias como Tierra del Fuego, Mendoza, Córdoba y Santa Fe. Sin embargo, aclaró que afortunadamente en Misiones aún no se presentó esta situación.

 

En cuanto a los créditos, el 83 por ciento depende del Banco Nación. La representante de Hipotecados UVA Autoconvocados en Misiones puntualizó en la presión ejercida por el sistema financiero sobre los ingresos de las familias.

 

En esta misma línea, hizo hincapié en la importancia de que las ganancias del banco tengan un techo y una regulación en estos casos.

 

Empezamos con el 25 por ciento de los ingresos y ahora estamos por los 40, 50, 60, locuras totales; somos nosotros los que estamos pagando el congelamiento”, manifestó Corró en referencia al congelamiento de las cuotas otorgado por el Gobierno durante el 2020.

 

Por otro lado, se refirió al caso de una familia en Mendoza que fue conocido días atrás ya que fue la primera en recibir la notificación judicial de desalojo. Si bien, la orden fue suspendida, Corró detalló que el damnificado que tomó el crédito hace cuatro años por 2 millones de pesos, actualmente debe 9 millones de pesos.

 

Con respecto a la serie de eventos que pusieron a la familia en esta situación, Corró contó que se trata de un empleado bancario, quien tomó un crédito personal años atrás porque era el dinero que le faltaba para el crédito hipotecario en ese momento.

 

Cuando la deuda comenzó a elevarse desmesuradamente, el afectado decidió priorizar el pago de su casa y no del crédito personal, por lo que el banco procedió a embargarle el sueldo.  Por este motivo, el damnificado no contaría con los recursos para continuar cancelando sus deudas y mantener la calidad de vida de su familia, integrada por su pareja y cuatro hijos.

 

Créditos hipotecarios UVAs

Finalizada la medida de congelamiento de cuotas tomada por el Gobierno durante el 2020, Ferrasi aseguró en enero del 2021 que “ningún crédito superaría el 35 por ciento del ingreso del grupo familiar”.

 

Con un aumento salarial promedio del 35 por ciento cuidamos a los más vulnerables en este aspecto”, señaló Ferraresi, quien aclaró en ese momento que a partir de junio “la fórmula UVA no existirá más sino que ajustará por crecimiento salarial”.

 

En ese sentido, Ferraresi explicó que para las nuevas construcciones “hay dos cambios conceptuales”, ya que no “no existen más las viviendas sociales sino que tiene que ser para ascenso social” y que cada beneficiario “pagará en función del ingreso que tenga y no según un sistema de calificación bancaria”.

 

De esta manera, el funcionario subrayó a principios de este año que “la vivienda debe ser un derecho y el Estado ordenar las herramientas para que eso suceda”.